Tenemos que garantizarnos unas buenas finanzas personales. En este artículo vamos a ir más allá y a dar las claves para convertirnos en unos verdaderos genios de las mismas. Para eso hay que tomar conciencia de una serie de cosas.

Businessman Working Calculator Balance Financial Planning Paperwork Concept

 

¿Cuáles son, pues, los puntos básicos a tener en cuenta?

1. Crear una correcta relación con el dinero

Lo primero es examinar cuál es la relación que tenemos con el dinero (esto es, las creencias respecto al mismo) y ver si es la correcta o no.

Hay tantas opiniones acerca del dinero como tipos de personas. Unos creen que el dinero es el origen de todo mal, otros que por dinero harían cualquier cosa, otros que el dinero solo se consigue robando y aplastando a los demás, otros que el dinero es contrario a la espiritualidad y la religión…

¿Cuál es mi postura respecto al dinero? Considerar que no es algo ni bueno ni malo, sino que todo depende del uso que se le dé y de cómo se obtenga.

2. Respetar el derecho de todo el mundo

Para conseguir unos buenos ingresos, no creo que haya que estar pendiente de lo que los demás tengan o hagan. Hay personas que piensan que cuanto más tienen otros menos tienen ellos. Esto es un error. La fuente del dinero es ilimitada, así que un buen principio es respetar el derecho de todos a tener o conseguir lo que estimen oportuno y nosotros dedicarnos a lo nuestro.

Recuerda, palabras importantes: respetar y derecho. Convertirte en un genio implica que los demás también pueden serlo.

3. Fuera la avaricia

Si actúas con ansiedad y alocadamente por obtener más, no conseguirás nada. Como acabamos de decir, el dinero es algo que abunda. No hay porque tener prisa ni por qué ser avaricioso. El dinero, en algún lugar, existe para cuando lo necesites, así que olvida la avaricia, no te lleva a nada. Lo que tienes que hacer es lo correcto para conseguirlo, simplemente.

4. Deudas

¿Es bueno endeudarse, no endeudarse…? Bien, hay que aceptar el derecho de cada uno a realizar lo que crea, lógicamente, pero mi opinión es que si no te endeudas, mejor.

¿Cuando, por supuesto, no es bueno endeudarse?

  • Cuando no se trata de cosas necesarias.
  • Cuando se trata de cosas perecederas.
  • Cuando pienses devolver la deuda con dinero que ¡de ninguna forma! está garantizado que recibas.
  • 5. No depender de nadie

    Me refiero a los trabajos por cuenta ajena. Repito que cada uno puede hacer lo que considere, por supuesto, pero la realidad es que depender de otro no te garantiza nada.

  • Es preferible depender de ti, de tus facultades, de tus posibilidades, de lo que tú crees y pongas en funcionamiento. En definitiva, de los productos y servicios que prestes y que, además de realizarte, te permitirán configurar unas finanzas personales a tu medida, a tu gusto, acordes a los importes que tú establezcas y a tu ritmo.

    6. Crear fuentes de ingresos

    Y eso nos lleva, inexorablemente, a la necesidad de crear tus propias fuentes de ingresos. Para ser libre y para ser independiente. En lo personal y en lo financiero. Quizá estés pensando que no tienes tiempo, que no tienes dinero para empezar… No te preocupes. Lo he previsto yen este artículo tienes la clave para generar ingresos pasivos. Muchos de ellos sin necesidad de inversión, desde tu hogar y con la disponibilidad de tiempo que quieras prestarles. Más fácil, imposible.

    7. Pensar en el futuro

    Así es, no siempre vas a ser joven ni vas a tener garantizado que alguien se ocupe de ti (el estado, tu empresa…). Lo cual significa que debes empezar cuanto antes, como hemos venido diciendo, a:

    • Configurar una correcta relación con el dinero.
    • Crear tus propias fuentes de ingresos (mayores o menores, del tipo que sean, como tú quieras).
    • No contraer deudas innecesarias o librarte de las que tengas.

    Recuerda que no eres ni más ni menos que nadie, sino simplemente un ser que tiene derecho a vivir prósperamente y con dignidad.

Fuente: Emprendiendo Historias

Anuncios